Salazones en época Romana el Garúm Historia 100 D.C.

Salazones en época Romana el Garúm Historia 100 D.C. Conjunto arqueológico de Baelo Claudia, Bolonia. Tarifa. Donde podemos encontrar en buenas condiciones de conservación toda una factoría de la época romana para la elaboración del Garúm.

Las notables similitudes en la obtención de los recursos marinos y los procesos de producción artesanal con ellos relacionados entre época romana y la actualidad

Baelo Claudia. Antigua ciudad romana situada en Bolonia, a 23 kms de Tarifa, en la provincia de Cádiz. Actualmente se ubica dentro del Parque Natural Del Estrecho. Fue uno de los centros de la economía dentro de las rutas del Mediterráneo. De los datos obtenidos por los estudios arqueológicos se data su nacimiento sobre el siglo II A.C. llegando a su máximo esplendor y su posterior y radical decadencia unos cuatrocientos años después donde fue barrida por un maremoto que asoló las costas gaditanas.

Salazones en época Romana el Garúm Historia 200 a.C.

La ciudad fue abandonada definitivamente sobre el siglo VII dadas las oleadas de las horadas piratas mauritanas y germanas.

La ciudad era un importante puerto dedicado a la pesca y a las salazones de pescado y sobre todo de atún rojo, así como al famoso garum en los meses estivales, donde atraía gran cantidad de trabajadores temporeros que acudían a la ciudad en esos meses. Así se determina por su trazado urbano y las características de una parte de las casas en ruinas que actualmente se siguen estudiando.

Salazones en época Romana el Garúm Historia 100 D.C.

Se ha investigado también desde unos restos murales la hipotética localización de un faro o atalaya de avistamiento de atunes a las afueras de Baelo Claudia.

La importancia marítima y comercial de Bolonia como explotación de recursos pesqueros, prioritariamente del atún rojo, tuvo un momento de esplendor en el siglo II a.C. como también demuestra la increible arquitectónica y los elementos decorativos descubiertos aquí. Las excavaciones nos han permitido conocer que el complejo termal estaba compuesto por cinco habitaciones con una cisterna enorme y un depósito que se abastecía de un cuarto acuífero hasta el momento desconocido en la parte occidental de Baelo Claudia, desde una piscina de cincuenta metros cuadrados, unas dimensiones únicamente halladas en grandes ciudades como Pompeya con zonas calefactadas. Estas termas de agua dulce, son de extensión más grandes que las que se albergan en la propia ciudad hispanorromana.

Salazones en época Romana el Garúm Historia

Por otro lado, a lo largo de esta comarca gaditana se han asentado gran número de culturas, pues tanto fenicios, griegos y cartaginenses como romanos y bereberes.

la paradisíaca playa de Bolonia, una extensión de arena fina de 3800 metros de largo y 70 de ancho, considerada como una de las pocas playas vírgenes que se pueden encontrar hoy día al sur de Andalucía. En la zona oeste de dicha playa se encuentra la Duna de Bolonia, con más de 30 metros de altura y 200 de anchura, fue declarada Monumento Natural en 2001 y está formada por dunas en media luna perpendiculares al viento y con pendientes desiguales que conforman un paisaje idílico a los ojos del visitante.

Salazones en época Romana el Garúm Historia

En las cercanías de Bolonia, bajo la mirada de la Peña de San Batolomé, el ganado retinto pasta tranquilamente alrededor de las misteriosas tumbas antropomorfas. No se sabe con certeza la época en la que fueron excavadas en la roca, si eran enterramientos o cámaras de momificación. Es otro de los misterios de las tierras turdetanas.

Hemos podido ver en este corto recorrido un poco de información desde que tenemos constancia de ella. Aunque también sabemos por las pinturas rupestres encontradas en la cueva de la Plata en Zahara que ya en épocas prehistóricas el atún rojo para los habitantes de estas costas era una notable fuente de alimento.

Salazones en Algeciras

Época Fenicia

La Cueva de las Orcas contiene en su interior grabados rupestres como el de un caballo que pertenece a la época del Magdaleniense, coetáneo de las pinturas de Altamira, de estilo levantino, más esquemático. Parece que en uno de los lados aparece una amalgama de dibujos que podría representar lo que sería un atún bastante grande (se reconoce por la forma grande del pez pero sobre todo por la forma de la cola, típica de los atunes, en forma de horquilla) Tendría su lógica, ya que justo delante de la cueva es donde se produce el fenómeno oceanográfico que acerca los atunes a la costa, donde resulta más sencillo pescarlos.